¡Buenas y santas! En esta nota vamos a hablar un poco sobre un tema que, es importante y que me preocupa. Yo lo viví, seguro vos también en algún momento y es algo que no tenemos por qué dejar que se siga normalizando.

HABLEMOS DEL BULLYING EN LA NIÑEZ:

Ya sea bullying en la escuela, por las redes sociales, en las calles es una conducta que inconscientemente, gracias a la sociedad, está “bien vista” ¿a qué me refiero? Ubicás esas veces que escuchaste frases como:

“Mirá que ya tenés unos kilos de más”, “Lo siento, pero ese es el talle más grande que tenemos para niños”, “mirá ahí va el/la gord@”

… PARA PENSAR 🤔

El bullying se define como un comportamiento prolongado de insulto verbal, rechazo social, intimidación psicológica o agresión física de un niño o adolescente hacia otro que se convierte en Víctima. La dinámica del bullying se caracteriza por una diferencia de poder, que mayormente no es real, sino sentida (subjetiva) por el hostigado.

El hostigamiento puede tener varias excusas, de todas maneras, la apariencia física es, y seguirá siendo, la principal causa. Está comprobado científicamente que los niños y adolescentes con sobrepeso frecuentemente son víctimas de bullying relacionado a su peso, (ahora entendés un poco más por qué las frases del inicio, ¿no?) y también de otras formas de hostigamiento (se calcula que un 1,5 veces más tendientes a ser intimidados que otros adolescente con peso “normal” ).

 

Los estudios de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, indican que en Argentina el 40% de los estudiantes sufre de acoso escolar, de este número, el 60% a causa de la obesidad 🤯

 

Por lo tanto el sobrepeso tiene muchas consecuencias en el bienestar de los niños y adolescentes, ya que es un predictor de síntomas depresivos, baja autoestima, y situaciones de bullying. Esto produce un verdadero efecto “bola de nieve”, ya que al ser acosados se reafirma esa baja autoestima, depresión, enojos contra su propio cuerpo y acá es donde empiezan a surgir los trastornos de alimentación.

El bullying NO es un problema de niños o adolescentes, es la consecuencia de una realidad implementada por la sociedad desde tiempos atrás donde están incluidas: el sistema familiar y educativo.  Lo que sucede con los adolescentes en el aula o en internet, es un reflejo de la violencia, prejuicios y estereotipos de belleza que impone la sociedad. Por esta razón, para mí es importante fortalecer a mis pacientes, de darles resiliencia y ayudarle a entender qué pasa en su alrededor para que no lo afecte tanto. Como diría mi buen amigo y colega Flavio Calvo

“Vale la pena pensar que no es un tipo de conflicto que se resuelva entre chicos, sino que como sociedad sería conveniente que hagamos ese cambio de paradigma en cuanto a la agresión, los estándares de belleza y normalidad”…

 

…PARA PENSAR 🤔

 

 

 

Muchas gracias a Flavio Calvo por aportarnos sus conocimientos a la #MarchettiRules 

Si querés saber más sobre él, hace click acá para ver su Instagram.