Llegaron las Fiestas y no sé vos, pero muchos suelen caer en la tentación de parar todo el esfuerzo que hicimos por mantenernos enfocad@s.

Y este año, como condimento especial, existe esa sensación de que tenemos que “romperla fuerte”. Y sí, hay que brindar fuerte y lindo (¡con distancia!) con los seres queridos que tan poco pudimos abrazar en todo este tiempo, pero que no por eso tenemos que comer hasta estallar 😑. 

Estamos “seteados” emocionalmente

¿Te pasa que vinculás la comida a los momentos de celebración? ¡No sos el/la unic@! Por eso es uno de los grandes temas que debemos trabajar para cambiar nuestro paradigma y empezar a caminar codo a codo con el concepto de moderación: si todas las noches cenás un plato con su guarnición y un postre ajustado a tus objetivos, no hace falta que en la Nochebuena comas tres entradas, dos platos, cuatro postres y todos los turrones de la mesa dulce. 

Además de regular las porciones, te invito a que este año pruebes algo distinto: cocinar los platos típicos de estas fechas pero a la #MarchettiRules, con una vueltita de tuerca que los acerque a una forma más equilibrada de alimentarte. ¿Se te ocurrió preparar los clásicos de siempre con otras materias grasas, con menos harinas refinadas, con menos azúcares, sin tanto sodio? 

 

Estas son algunas ideas:

 

🍴 Ensalada rusa: ¿Y si hacemos unos cambios? Afuera papas, adentro garbanzos, afuera mayonesa, adentro queso untable descremado con sal, pimienta y jugo de limón. Si querés darle un color más parecido al de la mayonesa, podés sumar un poquito de cúrcuma. 

🍴 Vitel toné: El peceto es un corte magro, así que vamos bien. Si solo hacemos más liviana la salsa, reemplazando la crema de leche por alguna leche vegetal y queso untable descremado, ¡voilá!

🍴Ensalada Caprese: Gran aliada, siempre y cuando elijas un queso bien magro. 

🍴Pionono Salado: Otro plato enfocado, al que solo tenés que reemplazarle la mayonesa por queso untable descremado. 

🍴Pan dulce: ¿Te animás a hacerlo casero, con harinas alternativas y endulzado con stevia? Y acordate de evitar las frutas glaseadas o abrillantadas, si es solo con frutos secos, mucho mejor. 

 

Y si te animás, ¡podés descargar mi recetario navideño y sacar muchas ideas!

 

El brindis es otro momento para mantenerte enfocado. Acordate que el alcohol también aporta calorías, sobre todo cuando se lo combina con gaseosas o jugos muy azucarados. Así que a elegir bien las bebidas que vas a consumir y a hacerlo en una medida acorde a tu planificación inteligente. 

Ahora… esos gustos que te quieras dar, ese pan dulce que hace tu mamá y que para vos es sinónimo de la Navidad en casa, esa copa de champagne que es un ritual con tus amigos… dátelos sin culpa; porque hacerle bien al alma también es mantenerse enfocad@. ¿O no?