De unos años para acá, el concepto de snacking fue cambiando.

Vivimos en una sociedad en la que manda la hiperproductividad y en la que contar con productos para consumir al instante se transformó casi en una regla. Eso hizo que el imaginario colectivo de la palabra snack dejara de simbolizar solo al paquete de papas fritas de la picada y empezara a relacionarse con distintas propuestas “más saludables” para consumir entre comidas.

 

Ahora, hagamos un pequeño ejercicio: todos esos productos que está en tendencia, son virales, masivos, o que están de moda… ¿qué te parece si los leemos entre líneas?

La industria empezó vendiendo productos “sanitos” para comer al paso; comenzó a vendernos la idea que más necesitamos por estos tiempos: que ese famoso snack puede simplificarnos la vida, que podemos ir al quiosco que está a la vuelta de la oficina o de camino a la parada del colectivo y tener resuelta una comida del día (o al menos hasta llegar a casa).

La oferta es infinita: barritas de cereal, alfajores de arroz, galletitas con semillas, mil y un bolsitas de frutos secos… y todo bajo la misma premisa: “Comelo tranquilo, tiene menos de 100 calorías”, 

 

la famosa porción justa

 

La parte del mensaje publicitario que nunca te dicen es que todo eso, reducido en calorías (ponele), también es reducido en nutrientes. 🤯

Los componentes de todas estas golosinas (porque no dejan de ser eso) son tan industriales, refinados y ultraprocesados, que es imposible que aporten lo que tu cuerpo necesita para cumplir con una alimentación eficiente. 

Pero no creas que vengo otra vez de talibán a prohibirte todo 🤣 (nunca lo he hecho). Como siempre te digo, es muy difícil pelear contra el entorno obesogénico en el que vivimos, pero decididamente podemos elegir en qué lugar queremos pararnos frente a él.

shutterstock 1112521214 web

 

Hay otro costado en todo este auge: basta con bucear por las redes bajo el tópico healthy snack o healthy snacking para abrir un mundo de posibilidades realmente mucho más saludables para la hora de la colación: untables de frutos secos, legumbres crocantes, bocados raw, chips de vegetales, panqueques o muffins proteicos y una larga lista en donde las harinas, los azúcares y las malas materias grasas quedan excluidas. Y lo más importante: todo hecho en casa y con alimentos reales. 

 

Che, Mati, “pero yo no tengo tiempo para cocinar todo eso”. (lo pensaste, ¿cierto? 🤣)

¿Qué te parece si te digo que tenés 2 excusas para empezar a enfocarte?


1. Nos estamos quedando en casa y 2. Siempre podemos aprender a ORGANIZARNOS.

Creéme, son solo tres pasos: 

 

  • 1: Pensá en qué momentos vas a necesitar estos snacks, de acuerdo a tu rutina diaria. Que sean buenos no significa que puedas comerlos en exceso.
  • 2: Elegir cuáles de ellos se adaptan mejor a tu plan de alimentación y hacer una lista de todos los ingredientes que vas a necesitar. Aprovechá la estacionalidad de los alimentos y dejá de lado los productos premium (¿realmente necesitás sal del Himalaya? 🙄).
  • 3: Elegí un día específico para cocinar, dedicale el tiempo que haga falta y congelá todo porcionado para solo tener que agarrarlo y ponerlo en la mochila. 

 

Recordá: El freezer es tu gran aliado. 

 

Por último, hay que entender que es necesario que elijas a conciencia entre todas las ideas que encuentres, porque

 

tu objetivo es único y todo lo que prepares tiene que adaptarse a él y a tus gustos.

 

no siempre lo que es bueno para otro es bueno para vos. ¡Y no te atormentes con la idea de que vas a pasar horas y horas en la cocina! Muchas de estas recetas son tan simples como cortar vegetales y secarlos al horno o procesar frutos secos o semillas hasta transformarlos en “una pasta” Si no me creés, chusmeá mi Instagram y mis recetas, ahí tenés ¡la posta!

 

Además, cuando le agarres el ritmo a esta rutina vas a poder ir más allá y planificar viandas que incluyan otras de tus comidas, no solo las colaciones. Así vas a mantenerte enfocado y a ahorrar tiempo todos los días. ¿No le encontraste, ahora, un mejor sentido a la palabra snacking?

 

hashtag 2